El oso frontino

El oso frontino

Los osos andinos son los mamíferos de mayor talla en América del Sur, luego de los Tapires, y se encuentran entre los habitantes menos estudiados de esta parte del continente. Descienden de los osos que cruzaron de Asia a América del nrte, hace más de dos millones de años, entre los que cabe destacar al oso cavernario de cara pequeña, que fue el mayor mamífero carnívoro que llegó a estas tierras, con una talla de casi tres veces más grande que el oso Grizzly. Se estima que sus parientes menores llegaron a Sur América en la era de el Pleistoceno.

El oso frontino u oso andino vive sólo en los bosques nublados de la Cordillera Andina desde Venezuela hasta Bolivia. A pesar de estar protegido se encuentra amenazado de extinción debido a su cacería (asesinato) y a la destrucción de su hábitat natural. En varios lugares, se cree que sus garras poseen propiedades medicinales. Sin embargo ha sido un animal "totémico" para muchas etnias originarias, y en esos casos, tales grupos evitaban su caza. Cumple importantes funciones ecológicas: es dispersor de semillas, depredador y polinizador.

Sólo queda una especie de oso andino, y como se sabe, ésta habita en las tres cadenas montañosas de Los Andes, desde la Sierra Nevada de Mérida, hasta la frontera sur de Bolivia, pasando por supuesto por las cadenas Andinas de Colombia, Ecuador y Perú. El nombre de oso frontino, andino, de anteojos, se resume en oso con la Frente Marcada. El oso andino, tiene a diferencia de otras especies la facilidad de adaptabilidad al sitio donde mora, se le puede conseguir en desiertos áridos con precipitaciones anual menores a los 25 mm, pero también en los bosques tropicales con precipitaciones cercanas a los 4 metros cúbicos, a 250 mts., sobre el nivel del mar como a los casi 5 mil mts., de altura.

El oso frontino u oso andino son de hábitos solitarios y mayormente diurnos. En áreas boscosas establecen senderos que permiten un desplazamiento rápido entre áreas alejadas, así como la comunicación intraespecífica a través de marcaje por medio de rasguños y olor (feromonas). Así como la mayoría de sus parientes úrsidos, se encuentran muy bien adaptados para trepar. En los árboles encuentran gran parte de su alimento. En las ramas de los árboles suelen establecer plataformas para su alimentación y/o descanso.

Plantígrados como todos los osos, sus "pies planos" les facilitan una postura erecta que utilizan tanto para mirar a lontananza como para trepar árboles y rocas o para aparentar mayor masa corporal en un acto de amedrentamiento que se refuerza con la hirsutez de su pelo (horripilación). No se conoce que tenga períodos de aletargamiento estacional.

Finalmente, la sociedad venezolana, en todos sus niveles, debe apreciar y apoyar las iniciativas de conservación de esta especie, con pleno conocimiento de todos los beneficios tangibles que se derivan de ello: la producción de agua y energía hidroeléctrica, la conservación de cuencas, el turismo, el ordenamiento territorial, el mantenimiento de la biodiversidad. Para ello, deben utilizarse todos los recursos disponibles para una difusión masiva y efectiva, con especial énfasis en medios de gran alcance como el radial. Esa difusión debe llevarse de forma intensiva y de educación formal e informal, especialmente a la población campesina que convive dentro y en los alrededores de los hábitat del oso frontino.

 

Para obtener información de otro interés, te invitamos a que consultes las siguientes clasificaciones: Alimentos para Animales, Animales Artículos y Ventas de, Animales Crianza de, Alimentos para Aves, Mascotas, Laboratorios Veterinarios, Veterinarios Servicios y Productos, de la Sección Animales y Mascotas de Páginas Amarillas Cantv.

 

Fecha de publicación: Viernes, 20 Junio 2008

Publicidad