Cuando ya no puede manejar (II)

Cuando ya no puede manejar (II)

Cuando ya no puede manejar (II)

En el artículo anterior, se formularon algunas de las preguntas que los conductores de avanzada edad pueden hacerse para saber si aún se encuentran en óptimas condiciones para manejar. Ahora se tratarán algunos consejos básicos de utilidad con respecto al uso del vehículo y sobre cómo manejar el tema en cuestión.

Pasos que se pueden tomar antes de llevar las llaves

Los hijos, cuidadores, o amigos pueden ofrecer ayuda de la siguiente manera: brindando el consejo de recomendar la disminución de las necesidades de manejar, es decir, si la persona puede obtener su objetivo por medio de Internet es más prudente que salir y tomar el vehículo.

Si se utiliza la opción de entrega a domicilio para servicios como: comestibles, atención médica, servicios financieros que no requieren las visitas bancarias, como la factura automática, el debito automático, etc. La persona mayor irá disminuyendo las salidas en el vehículo y así asegurará la seguridad de los demás y la de ella misma como tal.

Reduciendo el sentido de aislamiento, es decir, los amigos, hijos, vecinos, etc., pueden alentar a aprovechar el transporte público que diferentes servicios ofrecen; siempre existen taxis contratados para diferentes eventos sociales de manera de solucionar muy fácilmente el traslado, incluso permitiéndo ahorrar en gastos de seguro, patente, combustible. También la persona (conductor de avanzada edad) puede invitar a los amigos y parientes que le realicen visitas regularmente.

Otros consejos útiles para el bienestar de la comunidad y el de conductores en general:

- Tomar un curso de actualización de manejo.
- Disminuir el manejo diario.
- Asistir regularmente al oftalmólogo específicamente para verificar la visión nocturna.
- Manejar en zonas de tránsito pesado.
- Observar por los espejos con más frecuencia.
- No manejar en condiciones climáticas complicadas.
Como ejercicio de seguridad, también se recomienda que los choferes de mayor edad guarden una distancia de frenado, con respecto al automóvil que tienen delante, de "tres segundos". Esta medida puede tomarse contando "1001 ...1002 ...1003" desde que el móvil que lo precede pasa a un punto fijo (árbol, poste, línea) hasta que el conductor mismo lo pasa.

Hablar sobre el tema

La mayoría de las personas mayores se dan cuenta de sus limitaciones y se comprometen con la propia seguridad. El proceso tarda más o menos tiempo, según el nivel de comprensión del conductor y la persuasión del amigo o familiar que quiera convencerlo.

En conclusión, dependiendo de la habilidad y de la salud del conductor de avanzada edad al enfrentarse al tráfico común diario, resulta necesario de ser posible que asista a un centro médico con regularidad de manera que evalúe los sentidos y la visión, para así tomar la decisión de manejar corrientemente si se suele hacer, o de disminuir la frecuencia cambiando las diligencias comunes por otros medio como Internet, por ejemplo.

Si desea obtener más información de los servicios relacionados con el presente tema, le invitamos a consultar la Guía Automotriz, y las clasificaciones, Automóviles y Camiones, Accesorios y Repuestos para, Automóviles y Camiones, Ventas de, Seguridad, Sistemas y Equipos de, de Páginas Amarillas Cantv

Fecha de publicación: Viernes, 20 Junio 2008

Publicidad