Caminar, la meditación en movimiento

Caminar, la meditación en movimiento

Caminar, la meditación en movimiento

Una caminata al aire libre es un momento con uno mismo que podemos convertir en una especie de meditación móvil.

Si tomamos en cuenta los siguientes cinco puntos: estar atento y consciente de la respiración, llevar el ritmo los movimientos cardíacos, del sístole y el diástole; tener muy en cuanta el espacio en que la misma se desarrolla; atender al movimiento acompasado del cuerpo; planifique y cumpla correctamente determinados tiempos, y tomese un cierto período para reflexionar sobre su experiencia.

Es simplemente un ejercicio de conocimiento interior, por lo que nos referiremos a esta práctica como un "autoconocimiento mediante caminatas".

Para comenzar, deberá tomar conciencia de la propia respiración. ¿Se encuentra bajo los efectos del estrés, y suele tomar respiraciones leves y cortas, incluso sin saberlo?

Si es así, realice tres respiraciones lentas pero profundas, inhalando a través de la nariz, y exhalando a través de la boca. Tomarse un tiempo como para concentrarse en su respiración será muy importante, ya que será la señal de que su cuerpo, mente, y espíritu, se encuentran uniendo sus diferentes espacios. Acompañar la respiración pulmonar con la diafragmática, esto lo oxigenará y estimulará el flujo sanguíneo hacia el cerebro y aumentará su capacidad y resistencia física.

Esta práctica le permitirá distanciarse y abstraerlo de muchas de las cosas que te hayan podido presionar durante el día. La idea es que logre dejar en el camino todas estas complicaciones.gracias a la propia caminata. Concentrarse en su respiración le ayudará mucho a hacer esta transición.

Si está en un área urbana o suburbana, tómese algunos minutos para escuchar los sonidos que fluyen alrededor suyo. Sienta el viento, la niebla, o incluso los rayos de sol pegando contra su cara. Mire al cielo, a los árboles, a los edificios, a los pájaros, a los animales, o a la gente que puede estar a su alrededor. Aproveche esta ocasión para aguzar sus sentidos.

Realice también algunas inhalaciones bien profundas y trate de sentirse como parte integrante de ese mismo ambiente, justo en el punto en el que usted se encuentra en ese momento.

Prestar atención a su cuerpo será el tercer paso de esta caminata. Comience explorando su cuerpo para ubicar cualquier área de tensión que pueda hallarse en el mismo.

Deje que su mente esté tan abierta como le sea posible, estando enterado de todo lo que experimenta, desde lo más profundo hasta el mínimo detalle y de cómo todos los factores estresantes van cediendo hacia un estado de relajación y claridad.


Si deseas obtener más información con respecto a los servicios relacionados con este tema, le invitamos a que visite la Guía Especializada Deportes, y las clasificaciones: Deportes y Artículos para, Deportes, Asociaciones Deportivas, Gimnasios, Gimnasios Artículos para, Ropa Deportiva de Páginas Amarillas Cantv.

Fecha de publicación: Viernes, 20 Junio 2008

¡Comparte el artículo en las redes sociales!

Comentarios Facebook
Publicidad