Bolas criollas, bochando por diversión

Bolas criollas, bochando por diversión

Bolas criollas, bochando por diversión

Es un deporte popular practicado principalmente en Venezuela, pero guarda una estrecha relación con los deportes europeos Bocce y petanca

Las bolas criollas se juegan en una cancha rectangular y plana de unos 20 por 30 metros máximo y unos 20 por 10 metros mínimo. Esta cancha debe tener una valla de protección y retención de las bolas con una altura mínima de 50 centímetros y deberá estar demarcada con un cordel o zanja, a una distancia no menor de 20 centímetros de la valla, y a todo lo largo de ésta.

Actualmente, existen canchas cuya valla de protección son ejemplo de imitar, tal es el caso de la instalada en el Centro Social Deportivo Catia La Mar, una de las más completas canchas del país, cuya construcción y mantenimiento corre a cargo de sus socios.

La finalidad del juego consiste en colocar la mayor cantidad de bolas del mismo color cerca de una pequeña pelota no mayor de 5 centímetros de diámetro llamada (mingo), la cual ha sido previamente lanzada, a una distancia no menor a la mitad de la longitud de la cancha, por alguno de los jugadores del equipo que fuese favorecido en sorteo, y posteriormente se alternan el lanzamiento del mismo hasta que alguno de los equipos obtenga la victoria.

Le sigue al jugador que lance el mingo un jugador del bando contrario. Al acabarse las bolas (tras haber lanzado todos los jugadores) se cuentan la de un mismo color que quedaron dentro de un círculo con centro en el mingo y cuyo radio termina en la primera pelota (la más cercana) del color contrario. Cada set puede entregar de cero a ocho puntos a un equipo.

Se habla de "arrimar" cuando se lanza con suavidad y haciendo rodar la bola, procurando quedar cerca del mingo, al llegar ésta al final de su trayecto. El juego se torna emocionante cuando un jugador lanza su bola con fuerza, golpeando el mingo, variando de esta forma toda la geometría y el curso del set. Si lo hace adrede, lanzando la bola por los aires para impactar el mingo directamente, se habla de "bochar". Para ser buen "bochador" se requiere fuerza, buena puntería y precisión en el tiro, participan generalmente cuatro jugadores por bando.

Se practica con bolas de color verde y rojo y cada participante tiene derecho a lanzar por set dos bolas desde un sitio llamado calzador. Se juega a 20 puntos; las bolas son macizas y en la actualidad se elaboran de materiales sintéticos.

Los primeros informes precisos acerca de la llegada de este deporte a Suramérica se refieren a un fraile español, quien lo trae a Venezuela durante la época de la Conquista española. Su popularidad cobra fuerza en la década de 1930, y actualmente se ha propagado a Colombia (principalmente en Cúcuta), a Cuba y a varias islas del Caribe como Aruba, Curazao y Bonaire, países donde se practica por igual en todas las clases sociales.

A partir de 1956 en Venezuela, se le da al deporte una dimensión de alcance nacional, con ocasión de los Primeros Juegos Deportivos Nacionales. Se funda la Federación Venezolana de Bolas Criollas, lográndose su organización formal como deporte. Desde entonces ha formado parte de todos los Juegos Deportivos Nacionales. De igual forma, se han organizado los Campeonatos Nacionales de Bolas Criollas, que se realizan todos los años entre los meses de Agosto y Septiembre.

La bolas criollas es jugado tanto por hombres como por mujeres, por lo que se clasifican las categorías en masculina y femenina, y los campeonatos se juegan separadamente. También existe la clasificación referida a la edad de los participantes, así encontramos la categoría pre-infantil, cuyos miembros tienen seis a ocho años de edad. Luego viene la categoría infantil, entre los nueve a doce años; la categoría juvenil, entre los trece y los dieciocho años y las categorías primera y segunda, de los dieciocho años en adelante dependiendo de su rendimiento en el juego.

También se realizan diversos torneos locales, regionales, nacionales y hasta internacionales como el Torneo Internacional Bolas Criollas del Caribe.

Fecha de publicación: Viernes, 20 Junio 2008

Publicidad