Revisión, Rectificación, Reimpulso, lineamientos del desarrollo nacional

Revisión, Rectificación, Reimpulso, lineamientos del desarrollo nacional

Revisión, Rectificación, Reimpulso, lineamientos del desarrollo nacional

Como 3R, es denominado el proyecto de reforma que propone el poder ejecutivo nacional, para la revisión de las líneas transformadoras del proyecto nacional Simón Bolívar en el ámbito político, social, económico, militar, territorial, internacional y ético entre los años 2008 y 2013 respectivamente.

Con esta nueva propuesta, se presentan las líneas generales del plan de desarrollo económico y social de la nación que se pondrán en práctica de inmediato para reimpulsar el crecimiento de la nación en los años venideros.

Estas líneas serán desarrolladas en siete aspectos: nueva ética socialista, suprema felicidad social, democracia protagónica revolucionaria, modelo productivo socialista, nueva geopolítica nacional, Venezuela como potencia energética mundial y la nueva geopolítica internacional.

Con respecto a los cinco motores al socialismo bolivariano ya existentes, el primero de ellos, es la Ley Habilitante, la cual no había sido aplicada en toda su potencialidad por el beneficio otorgado al segundo motor que fue la reforma constitucional, ya conocido el resultado y aceptando la rectificación del plan en determinadas áreas, son diseñadas las nuevas leyes, para así continuar con el desarrollo de los decretos con fuerza de ley que dentro del marco de la constitución bolivariana, permitirán orientar al estado hacia el socialismo bolivariano venezolano, como por ejemplo el de la creación de la nueva policía nacional que será una de las soluciones al problema de orden público e inseguridad en el país.

Lo que se propone ahora en esta oportunidad, es realizar una reformulación de objetivos que permitan consolidar un estado socialista real para el avance nacional.

Como siempre, una vez más el ejecutivo está dispuesto al dialogo, y en este sentido, en la medida de lo posible realizar un amplio debate que permita rectificar los errores cometidos, antes de reimpulsar el proceso, recalcando, que los líderes son los que deben saber mantener un ritmo que les permita avanzar sin separarse de las bases, respetando los acuerdos y haciendo su trabajo, porque el proyecto no es sólo del ejecutivo es de todo el Gobierno Nacional.

El  tercer motor, Moral y Luces, debe ser potenciado por el pueblo venezolano mediante su participación y formación profesional en cada una de las oportunidades de estudios ofrecidas, sustituyendo esos viejos valores de individualismo, egoísmo y críticas de quienes actúan en lo personal en beneficio propio y en contra de la igualdad, la justicia, la solidaridad y la paz, por los de un nuevo ciudadano comprometido responsablemente, que mejore día a día su nivel cultural, educativo, formativo, profesional y ético, para que así puedan ser en el mañana excelentes profesionales bien remunerados con un alto valor de identificación social en cada impulso nacional propuesto.

El cuarto motor, la Nueva Geometría del Poder para reordenar de forma socialista la geopolítica de la nación, no puede ponerse en marcha aún, pues requiere de la previa reforma de la Constitución.

Con respecto al quinto motor, la Explosión del Poder Comunal, se diseñaran más estrategias funcionales para el desarrollo de cada comunidad, cada núcleo en todas las áreas necesarias, pero dependerá de cada líder el avance. De esta forma, el nuevo ministro del Poder Popular para la Planificación, será el responsable de ir avanzando en la formación de federaciones o comunas, a partir de proyectos pilotos viables presentados  por los Consejos Comunales, para que las decisiones e iniciativas del poder popular trasciendan el ámbito de lo local.

Se busca duplicar la partida presupuestaria actual, dinero con los que se dotará al Servicio Autónomo Fondo Nacional de los Consejos Comunales (SAFONACC), para transferirles gestión y recursos.

No se trata de imponer, se trata de llevar a Venezuela a ese sueño de país repotenciado, a través de la buena administración de los recursos, donde se vea que las ganancias de nuestro PIB es invertido en obras, pero para eso se necesitan lineamientos reales, organización y concientización de cada líder, cada integrante y el respeto, a lo que tiene que ser como hábito de orden y disciplina, desde el más alto mando hasta el ciudadano común en cumplir y el hacer cumplir las leyes.

Fecha de publicación: Viernes, 20 Junio 2008

¡Comparte el artículo en las redes sociales!

Comentarios Facebook
Publicidad