La industria del cloro y su uso doméstico

La industria del cloro y su uso doméstico

La industria del cloro y su uso doméstico

El cloro, es un compuesto químico llamado científicamente hipoclorito de sodio, el cual fue descubierto por el químico sueco Carl Cheele en el año 1774 y que fue desarrollado por el químico francés Claude Louis Berthollet en el año 1787, con el fin de ser utilizado en el blanqueo de telas y prendas de vestir.

Su nombre fue creado por el químico británico Humphry Dhabi en el año 1807, demostrando que este componente es un elemento químico y le da ese nombre debido a su color amarillo verdoso en su composición.

Pero a fines del siglo XIX, fue Luis Pasteur quien comprobó el incomparable poder de desinfección de este químico, extendiendo su uso a la defensa de la salud contra gérmenes y bacterias. La química del cloro es uno de los pilares del desarrollo económico e industrial del siglo XX.

El ciclo de producción del cloro, se realiza mediante la mezcla de soluciones compuestas de sal y agua, que por medio de un proceso electroquímico se descomponen en soda cáustica, hidrógeno y cloro, en donde la soda cáustica es mezclada con agua, y en donde mediante el proceso se le añade otros componentes para formar el hipoclorito de sodio. El hipoclorito de sodio luego es filtrado para así eliminar impurezas y luego envasarlo para su distribución comercial.

Sin embargo, el aporte de cloro, reacciona con la materia orgánica del agua formando una serie de compuestos derivados del cloro que pueden resultar muy molestos y malolientes. De estos compuestos, los más perjudiciales son los llamados trihalometanos, de carácter cancerígeno para la salud humana.

El cloro resulta un desinfectante bastante eficaz y económico para el tratamiento y potabilización de aguas, el cloro doméstico es muy útil en emergencias como inundaciones, terremotos y epidemias para potabilizar agua y desinfectar áreas contaminadas del hogar. Su uso es altamente recomendado por la Organización Panamericana de Salud, la Cruz Roja, el Instituto Pasteur y otros prestigiosos organismos. El cloro doméstico, gracias a su eficacia como germicida, tiene una larga historia en combatir enfermedades. Posiblemente uno de los mayores éxitos como desinfectante fue el tratamiento del agua para beber en América, siendo un excelente componente en la prevención de la fiebre tifoidea y para controlar las epidemias de cólera y dengue en Sudamérica y América Central.

Cada día millones de hogares en el mundo confían en el cloro doméstico para desinfectar, desodorizar y limpiar aplicándose su uso con precaución y sin exceder su aplicación, ya que el mismo es concentrado y de poca aplicación.

Para mayor información referente a este tema, le invitamos a que visite la Guía de Industria y las clasificaciones: Cloración, Cloro, Química, Equipos y Maquinarias para la Industria, Químicos Industriales, Químicos, Productos, Químicos Reactivos de Páginas Amarillas Cantv

Fecha de publicación: Viernes, 20 Junio 2008

¡Comparte el artículo en las redes sociales!

Publicidad