Isla La Tortuga, la segunda más grande de Venezuela

Isla La Tortuga, la segunda más grande de Venezuela

Isla La Tortuga, la segunda más grande de Venezuela

La Isla La Tortuga, es un lugar especial donde se puede vivir todo aquello que abarca el ecoturísmo marítimo de aventura, en cayos exóticos y piscinas naturales de aguas cristalinas, que invitan al disfrute.

Su nombre se le debe a que en esta isla anidan y desovan 4 especies de tortugas marinas las cuáles se encuentran en peligro de extinción. Es un punto de parada obligatorio de descanso y alimento para las aves migratorias que provienen una vez al año de Norteamérica, lo que la hace un lugar interesante para la observación de aves marinas migratorias; también posee una muy rica diversidad en fauna marina excelente para la práctica del submarinismo y el snorkeling.

Se encuentra ubicada en el sur del Mar Caribe a los 65º 18´ oeste y 10º 55´ norte, a unos 30 km de Río Chico (Miranda), estado de Miranda; a 170 km de Caracas; a 140 km de la Isla de Margarita; a unos 85 km de la laguna de Unare en el estado de Anzoátegui y a 120 km del estado de Nueva Esparta. La forma de la isla es similar a una elipse de 12 km medidos de Norte a Sur y 25 km de Este a Oeste. Posee junto con los cayos adyacentes aproximadamente 200,6 km² de extensión, lo que la convierte en la segunda en cuanto a tamaño de Venezuela (la isla principal tiene 200 km²), después de Margarita.

Es parte de un archipiélago que comprende los islotes de Las Tortuguillas, Cayo Herradura, Los Palanquines, los Cayos de Ño Martín, Las Islas Vapor y Punta de Ranchos. Es muy visitada por aves migratorias y pescadores que frecuentan la isla entre los meses de septiembre y abril. Durante esta época se pueden capturar especies como corocoros, rayas, meros, pargos y langostas.

Es una isla desértica, sus únicos habitantes son pescadores margariteños y mirandinos; existen planes recientes del gobierno central para construir un aeropuerto, una planta desalinizadora, carreteras y vías de acceso y un conjunto de hoteles con la intención de atraer el turismo.

La Tortuga incluye tres cayos en su parte noroeste, separados de la isla principal por un canal de unos 2,5 km de anchura y 4 a 5 m de profundidad, así como zonas de barreras coralinas, bajos y escolleras, más un islote al norte. Posee largas playas con arena de color blanco e interesantes bahías y numerosas zonas húmedas en el interior. La superficie presenta afloramientos de interés paleontológico, especialmente en la zona Centro-Sur, en las inmediaciones del Cerro Gato, aunque la mayor parte de la isla está cubierta por una capa de caliza coralina.

La Tortuga está prácticamente deshabitada, aunque curiosamente se pueden encontrar algunos chivos asilvestrados que dejaron los antiguos colonos holandeses. Ocasionalmente la visitan pescadores artesanales en temporadas propicias, procedentes de la Isla de Margarita y poblaciones cercanas del continente, como por ejemplo Higuerote a 85 km al sudoeste. De los tres cayos mencionados, los dos más meridionales son llamados Los Tortuguillos, y casi se tocan entre sí; el situado más al norte, es una lengua de arena conocida por su forma como La Herradura; de unos 1600 m de longitud, su ancho varía entre 60 y 400 m, posee algunas zonas pobladas por arbustos bajos, y su hermosa y tranquila playa interna forma una bahía donde suelen llegar visitantes a bordo de veleros y lanchas con fines de esparcimiento. También llegan grupos de buceo que desde este punto realizan pequeñas incursiones a las barreras de coral y a los taludes del sur de la isla principal.

El Gobierno de Venezuela, en los albores del siglo XXI inició estudios para desarrollar turísticamente la isla como un "paraíso exclusivo". Está prevista la construcción de un puerto y un aeropuerto nacional, así como 4000 a 5000 plazas hoteleras y urbanizaciones varias, estimándose una inversión inicial de capital mixto de entre 30 y 60 millones de dólares, aunque algunas valoraciones alcanzan los 300 millones. Estos proyectos se basan en la declaración de zona de interés turístico que se aplicó a la isla en 1974 (decreto 1625) y culmina en 2005 -Gaceta Número 38.179- en el que la Presidencia de la República por Decreto N° 3448, dicta el Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso de las Zonas de Utilidad Pública y de Interés Turístico.

Fecha de publicación: Viernes, 20 Junio 2008

¡Comparte el artículo en las redes sociales!

Publicidad