El caracol africano en Venezuela

El caracol africano en Venezuela

El caracol africano en Venezuela
El caracol africano (Achatina fulica), es un molusco que representa una amenaza en materia de salud pública, debido a que es portador del parásito Angiostrongylus cantonensis, responsable de producir meningitis eosinofílica en los humanos.

 

El molusco transmite enfermedades parasitarias que producen afecciones neurológicas, respiratorias, hepáticas y de otros órganos en humanos. También son portadores de parásitos, tanto unicelulares como pluricelulares que infectan a los animales que los ingieren. Se les considera también vectores de la gripe, entre otros virus.

 

Presencia del caracol africano en Venezuela:

 

El caracol africano está presente en Venezuela desde 1996. En los últimos días, señalamientos, cada vez más frecuentes, hacen pensar que está en expansión por todo el territorio nacional.

 

La proliferación que se ha observado, puede estar relacionada con las condiciones ambientales. Este molusco hiberna por tiempos muy prolongados, se encierra en la cáscara y cuando hay suficiente humedad, lluvia y ambientes frescos sale y se reproduce.

 

Características del caracol africano:

 

  • Posee una concha de forma cónica y en espiral que puede alcanzar hasta 30 cm de largo. Es de color marrón rojizo, muchas veces con rayas de color amarillo claro.
  • Tiene hábitos nocturnos y su hábitat son los sitios húmedos con sombra, tanto en zonas urbanas como rurales.
  • Son capaces de devorar plantaciones completas
  • Su condición hermafrodita, favorece su rápida reproducción, pudiendo colocar entre 100 a 400 huevos por cada puesta.
  • Tiene medios de supervivencia muy fuertes. Se hunde hasta 25 centímetros dentro de la tierra y va poniendo los huevos por capas para proteger a los que quedan en la superficie

 

Recomendaciones y consejos ante la presencia del Caracol Africano:

 

  • Si observa algún caracol africano, utilice guantes para manipularlo y recójalo con una pala. Colóquelo dentro de una lata o envase desechable e incinérelo
  • No riegue los jardines y plantas, donde se encuentre el animal, pues es más activo en condiciones de humedad.
  • Evite aplastarlo o lanzarle objetos que puedan hacer que salpique la mucosa.
  • Espolvoree cal en la base de las plantas (la sábila es una de sus preferidas).
  • Puede arrojarles cal o sal y luego enterrarlos.
  • Se descarta la fumigación con molusquicidas porque son altamente contaminantes y no garantizan la desaparición.
  • Si por accidente, tiene contacto con este animal, acuda de inmediato a una clínica o centro de salud.

 

Especialistas del Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (INSAI) se centran en la tarea de encontrar el punto débil del molusco con el fin de establecer una estrategia efectiva de control del Caracol Africano en Venezuela.

El INSAI trabaja en conjunto con los ministerios de Ambiente, Agricultura y Tierras, Salud, con grupos ambientales como la Escuela Nacional de Educación Ambiental Socialista (Eneas), padres y representantes de centros escolares, para que se propague una campaña informativa de identificación del caracol y las estrategias más efectivas para combatirlo.

 

Fecha de publicación: Martes, 10 Julio 2012

¡Comparte el artículo en las redes sociales!

Publicidad