LOPNA y educación

LOPNA y educación

LOPNA y educación
La educación es un derecho de los niños y adolescentes que está contemplado en nuestra Constitución, en la ley de Educación y en la ley Orgánica para Niños y Adolescentes (LOPNA).

En el artículo 53, la Ley Orgánica para Niños y Adolescentes, expresa el derecho a la educación. Los niños y adolescentes tienen derecho a la educación, así como a ser inscritos y recibir educación en una escuela, plantel o instituto oficial, de carácter gratuito, cercano a su residencia, que cuente con espacios físicos, instalaciones y recursos pedagógicos que brinden una educación integral de alta calidad.

Los niños y adolescentes tienen el derecho a ser respetados por sus educadores (artículo 56), así como a recibir una educación basada en el amor, la comprensión mutua, la identidad nacional, el respeto recíproco de ideas y creencias, y la solidaridad.

La disciplina escolar (artículo 57) debe administrarse de forma acorde con los derechos, garantías y deberes de los niños y adolescentes; por lo que es necesario establecer de manera clara en el reglamento disciplinario de la escuela, los hechos susceptibles de sanción y el procedimiento para imponerlas.

La Convención Sobre los Derechos del Niño (1989), establece que la disciplina escolar debe ser compatible con la dignidad humana, lo que también engloba la integridad física.

El Ministerio del Poder Popular para la Educación exige a los centros educativos desarrollar reglamentos internos para la convivencia como respuesta al tema de la disciplina escolar. Con la creación de estos reglamentos también llamados “normas del colegio”, se pretende introducir la disciplina escolar con enfoque de derechos humanos. Una institución educativa no debe tener o aplicar un reglamento interno represivo, cuyas disposiciones violen o amenacen los derechos de los miembros de la comunidad educativa.

Las medidas disciplinarias en el ámbito escolar reconocidas por la Convención sobre los Derechos del Niño y la LOPNA, deben estar acorde con los derechos y garantías de niños, niñas y adolescentes.

 

Un reglamento interno está acorde con los derechos y garantías cuando:

  • Reconoce todos los derechos y garantías a los alumnos y alumnas.
  • Consagra claramente los deberes y responsabilidades, no sólo de alumnos y alumnas, sino además, de otros actores que participan en la institución educativa.
  • Consagra faltas y sanciones de todos los miembros de la comunidad educativa con estricta sujeción a la ley que rige la materia.
  • Determina procedimientos claros y expeditos para la aplicación de sanciones.
  • Concibe la sanción como una oportunidad para el aprendizaje y no para la represión.
  • Fomenta la participación de toda la comunidad educativa en el diseño, aplicación y evaluación del reglamento interno.

 

Fecha de publicación: Lunes, 05 Noviembre 2012

Publicidad