AH1N1: Síntomas, tratamiento y prevención

AH1N1: Síntomas, tratamiento y prevención

AH1N1: Síntomas, tratamiento y prevención
El virus del AH1N1 es una enfermedad respiratoria aguda, altamente contagiosa. El origen de esta infección es una variante del virus H1N1, proveniente de una cepa aviaria, dos cepas porcinas y una humana, que sufrió una mutación y dio un salto entre especies; de los cerdos a los humanos, contagiándose desde hace unos años de persona a persona.

Síntomas:

La enfermedad, generalmente comienza bruscamente, y con molestias muy parecidas a las de una gripe; afectando las vías respiratorias, presentando secreciones nasales, fiebre, debilidad, falta de apetito, dolor de cabeza, dolor en músculos y articulaciones, dolor de garganta, agotamiento extremo, y vómito en algunos casos.

Tratamiento:

  • Se recomienda bajar la fiebre y malestar con antipiréticos, como el acetaminofén o ibuprofeno, y evitar el uso de aspirina (ácido acetilsalicílico).
  • Es aconsejable que la persona afectada con el virus se quede en casa y no asista al trabajo o al estudio, mientras padezca del AH1N1, para no propagar el virus a los demás.
  • Se debe reposar y tomar abundantes líquidos (agua, caldos, sopas, jugos, té y agua de papelón caliente con limón).

¿Cómo prevenir el AH1N1?

  • Actualmente existen vacunas disponibles en los centros de salud pública del país, que están siendo administradas a personas con enfermedades crónicas cardíacas, pulmonares; personas de la tercera edad, personas con HIV y mujeres embarazadas.
  • La recomendación más importante según los médicos, es lavar las manos frecuentemente con agua y jabón, meticulosamente, y el uso del gel antibacterial, si está en la calle y no tiene al alcance un lugar para asearse las manos.
  • Se recomienda a las personas afectadas, que al estornudar y toser se tapen con un pañuelo desechable o con el antebrazo, y no con la manos, para evitar contagiar a las personas con quienes tienen contacto, ya sea dentro o fuera del hogar.
  • Evitar el contacto con personas que tengan síntomas gripales.
  • Es importante tener en cuenta que las mascarillas deben ser utilizadas solamente por las personas afectadas con el virus, no las que están sanas. Las bacterias y los gérmenes necesitan tres elementos básicos para su se reproducción: humedad, temperatura y oxígeno. Esto significa que en el tapabocas las bacterias quedan atrapadas y se multiplican dándole las facilidades con el aliento (calor), humedad (saliva) y el oxígeno (respiración).
  • El buen dormir, la práctica de ejercicio y una buena alimentación con una buena dósis de vitamina C, mantiene el sistema inmune en un nivel óptimo que refuerza la protección del organismo contra virus y enfermedades.

¿Cómo se contagia?

Este virus se transmite principalmente por contacto, o cuando es esparcido en el aire y se aloja en la boca, nariz y ojos, o entra a los pulmones por inhalación. Las personas con mayor riesgo de contraer el virus, son las afectadas con enfermedades crónicas cardíacas y pulmonares, las de edad avanzada, personas infectadas con HIV y las mujeres embarazas.

Signos de alarma:

Dificultad para respirar y fiebre superior a 39°C, por más de tres días.

 

 

 

Fecha de publicación: Martes, 28 Mayo 2013

¡Comparte el artículo en las redes sociales!

Comentarios Facebook
Publicidad