Tubería de PVC

Tubería de PVC

El PVC (poli cloruro de vinilo) es un material de origen petroquímico, el cual fue utilizado por primera vez en Alemania a fines de la década de los 30 para la fabricación de tubería.

Las tuberías en PVC y CPVC son ligeras en peso (aproximadamente la mitad del peso del aluminio y una sexta parte del peso del acero). Las paredes interiores son lisas y sin costura y no se requieren herramientas especiales por cortar.

El PVC y el CPVC son materiales inertes y se caracterizan por su alta resistencia a la corrosión, a los ataques químicos debido a soluciones salinas, ácidos y alkalis fuertes, alcoholes, y muchos otros químicos. Estas tuberías son confiables en aplicaciones corrosivas y no trasmiten ningún sabor u olor, ni reaccionan con los fluidos que conduce, ni actúa como un catalizador. No existe ninguna posibilidad de contaminación, enturbiamiento, enlodamiento, descoloramiento o alteración de los procesos químicos.

Estas tuberías son muy elásticas, duras y durables. Poseen una aceptable resistencia a la tracción y al impacto. Están capacitadas para soportar presiones altas por períodos largos. Su temperatura máxima de servicio es 140 °F (60 °C) con un esfuerzo de diseño de 2000 psi. Las pruebas hidrostáticas se hacen a 73°F presentado así, un alto grado de duración comparado con el resto de los termoplásticos usados para sistemas de tubería.

El PVC y CPVC son productos auto- extinguibles y no son combustibles. También resiste el ataque químico de la mayoría de los ácidos, alkalis, sales y medios orgánicos tales como los alcoholes e hidrocarburos alifáticos, dentro de ciertos límites de temperatura y presión. Estos materiales proveen la resistencia química necesaria, eliminando las desventajas que tienen ciertos materiales metálicos, la fibra de vidrio, la madera, la cerámica u otros materiales especiales resistentes a la corrosión que anteriormente tenían que ser usados.

El PVC y el CPVC no son tóxicos, son inodoros e insaboros. Ellos han sido listados por la NSF (National Sanitation Foundation) para el uso con agua potable.

Con muchos materiales para tubería, la corrosión ligera puede ocurrir. Las partículas corroídas pueden contaminar el fluido conducido por tuberías, complicando el proceso más allá, o causando mal sabor o descoloramiento. Esto es particularmente indeseable cuando el fluido conducido por tuberías va destinado al consumo doméstico. Con el PVC y el CPVC, no hay ningún posibilidad de corrosión, por consiguiente, no existe.

Las tuberías de PVC y CPVC son sumamente ligeras en peso, lo que hace que sea más manejable, relativamente flexible, y fácil de instalar. Éstas son las características o rasgos que inciden en los bajos costos de instalación comparadas con las tuberías metálicas convencionales.

Una vez que un sistema de tubería en PVC ó CPVC es seleccionado apropiadamente, diseñado e instalado, queda virtualmente libre de mantenimiento, toda vez que no oxida, no descascara, no se pica y no se corroe. Por consiguiente, muchos años de servicio se pueden garantizar libres de mantenimiento.

Fecha de publicación: Viernes, 20 Junio 2008

Publicidad