Los disturbios y los actos de violencia social. el evitar y reflexionar!

Los disturbios y los actos de violencia social. el evitar y reflexionar!

Los disturbios y los actos de violencia social. el evitar y reflexionar!

Los disturbios, son situaciones de calle, en donde se ve alterada la paz social, mediante la violencia, que por lo común, sucede durante manifestaciones por diversos motivos de una localidad y en donde el orden público es alterado, como un llamado a la obtención de respuestas ante un problemática planteada a una institución u organismo gubernamental.

En Venezuela, se han vivido situaciones en donde muchas veces a nivel personal, no se está preparado para la protección ante estos hechos, motivado a que los mismos ocurren en los momentos menos esperados y en donde el origen de la violencia es por lo general, difuso y polémico, por no saber exactamente su proveniencia o por observar la existencia de provocadores infiltrados, ya sea en los agentes de seguridad o participantes de la manifestación que se dedican simplemente a la alteración del orden y de crear la confusión.

La respuesta ante la disolución de un disturbio, suele ser tarea de la policía en primer lugar; seguidamente de los agentes antidisturbios, que son los especialistas en la disolución de las guarimbas y del control de las agresiones que realizan los manifestantes, y en algunos casos, se puede requerir de apoyo militar cuando la situación se torna más tensa e incontrolable. Para controlar las masas enfurecidas suelen emplearse siempre armas no letales, tales como: cañones de agua disparados por la ballena policial, balas de goma, pulverizadores de pimienta, y el gas lacrimógeno, que es el más fuerte y que se utiliza con el fin de dispersar los tumultos de personas dispersas en las calles.

Durante un disturbio, la primera recomendación es mantener la calma ante todo, evitando el pánico, y evacuando rápidamente el lugar, para así evitar un futuro empeoramiento de la situación  o el quedar atrapado entre los gases lacrimógenos o el resultar heridos por la presencia de detonaciones de cualquier tipo, sin saber su origen.

Otra respuesta ante la presencia de un disturbio, es no integrarse a la situación porque puede salirse herido ya sea de algún elemento lanzado por los manifestantes o por las defensas antidisturbios; una de las mayores recomendaciones para la ciudadanía, es el evitar estas situaciones de calle; Venezuela bajo su figura de país democrático, a través de sus instituciones, sabe escuchar, atender, estimar y negociar para que todas las partes ganen de manera justa. En muchos de los casos, la ciudadanía reclama que las instituciones no responden, en su mayoría por la mala dirección y la mala atención al público de muchas de ellas, pero esto ocurre muchas veces por la falta de educación del personal adscrito, y este es un asunto que se escapa de la institución, porque el comportarse y dar una buena atención al cliente dependerá siempre de la cultura y el nivel de educación que posea la persona como ser humano y del respeto y valor que este deba considerar ante la problemática que presente un usuario en común, procurando dar siempre la mejor asesoría al que busca atención ante una institución para la resolución de su problemática.

Como ciudadanos, lo primero es estar conscientes al cumplimiento ante los deberes del país, para después reclamar derechos, hay que evitar siempre la violencia en cualquiera de sus formas y hay que considerarla como un delito y, como tal, su práctica debe ser sancionada.

Hay tres palabras claves para hacer frente a este fenómeno social: el prevenir, el disuadir y el controlarse, son los mejores aliados anti violencia, que dan así un mejor ejemplo de ser buenos ciudadanos, conscientes, con ganas de crecer, superarse, salir adelante y ganarse los logros de la vida con los mejores esfuerzos, para así construir la sociedad que se quiere, considerando que el derecho de reclamos sean siempre justos y verdaderos, en donde exista la libertad, pero en donde se debe recordar ante todo el respeto y las leyes, ese respeto ante el compromiso de cumplir y aceptar que los cambios en las sociedades son muchas veces para bien, sin olvidar que el derecho de cada uno termina donde empieza el del otro y esta clase de acciones violentas perjudican a la mayoría que nada tiene que ver con los reclamos y que respetan el tiempo para la visualización de los logros positivos y de la construcción del progreso nacional que es el único camino que dará vida y futuro a nuestro país.

No a los disturbios, no a la violencia, sí al progreso!

Para obtener más información con respecto a los servicios relacionados con este tema, consulte la Guía especializada de Seguridad y Protección y visite  las siguientes clasificaciones  Seguridad Nacional, Seguridad Servicios de, Páginas Amarillas Cantv.

Fecha de publicación: Viernes, 20 Junio 2008

¡Comparte el artículo en las redes sociales!

Publicidad